Cinco maneras de mejorar su determinación y concentración en medio de tantas distracciones

PorWilbert Hilario

Cinco maneras de mejorar su determinación y concentración en medio de tantas distracciones

Facebook, Whatsapp, Youtube, aplicaciones, reuniones, comidas son solo algunas de las muchas distracciones que nos rodean en el trabajo y nos alejan de nuestros objetivos primarios. Todo depende de saber organizarse y respetar los horarios.

En toda historia de éxito, el capítulo más largo es el de la determinación. Si bien se necesita de una serie de virtudes para alcanzar el éxito, la fuerza de voluntad y la determinación siempre encabezan esa lista.

Según Harvey Deutschendorf del portal Fastcompany.com, mucha gente cree que todos nacen con determinación y aquellos que tienen éxito son simplemente los afortunados que nacen con una abundante dosis.

“Pero si le preguntas a cualquier persona exitosa, te dirá que no nacieron con mayor determinación; sino encontraron una manera de aprovechar y utilizar lo que tienen con mayor eficacia”, opina Harvey en su artículo.

A continuación, cinco consejos para sacar el máximo provecho a su determinación y mantener la concentración:

1. Programe su día la noche anterior

Antes de ir a dormir, tome algunas decisiones básicas sobre lo que va a hacer el día siguiente: cómo se va a vestir, qué va a comer en el almuerzo, qué ruta tomará para ir al trabajo e incluso cuánto piensa gastar durante el día.

Dentro de sus planes, considere la idea de no revisar su correo electrónico o navegar por internet antes de que haya terminado sus tareas más importantes. Respete su cronograma y al final del día cierre sus ojos por unos minutos y piense en lo bien que se sintió al estar a cargo de su horario.

Adoptar el hábito de planificar su día con antelación eliminará las distracciones y lo ayudará a aprovechar mejor su tiempo y energía, concentrándose en las cosas más importantes primero.

2. Haga las cosas más difíciles primero.

Las tareas más difíciles no se harán más fáciles cuando más nos preocupemos por ellas o las pospongamos. Sólo desperdiciaremos energía que podríamos usarla en abordar a fondo estos temas. Encárguese de las tareas más difíciles mientras su mente aún esté fresca y llena de energía.

Los estudios muestran que la mente del ser humano trabaja mejor en la mañana y ese es el mejor momento para hacer frente a las tareas más duras. Después de haber terminado con ellas, podemos relajarnos y dedicarnos a los trabajos más rutinarios que no requieren mucho esfuerzo mental y energía.

3. Evite distracciones y pérdidas de tiempo

En algún momento se van a presentar emergencias y tenemos que lidiar con ellas. Pero la mayoría de las situaciones que nos distraen no son emergencias y no requieren una respuesta inmediata, e incluso muchas de ellas se resuelven por sí solas en su momento.

Responder a estas peticiones de inmediato solo ocasionará que le manden más cosas de este tipo. Si intenta no responder de inmediato, estará enviando un mensaje de que usted es una persona de carácter fuerte que se enfoca en sus obligaciones. Con el tiempo notará que habrá menos interrupciones por cuestiones sin importancia que lo hacen perder el tiempo.

4. Haga una pausa y recupere su energía Si siente que se queda sin energías, tome un pequeño descanso: camine, corra, estírese o haga lo que usted crea que lo ayude a hacer una pausa en el trabajo y revitalizarse. De esta manera, retornará a sus actividades con un vigor renovado y una concentración mental más aguda.

En vez de comer un opíparo almuerzo, ingiera alimentos saludables como frutas y verduras frescas durante el día. Beba mucha agua y ejercítese regularmente. Haga de estas recomendaciones una rutina de modo que ni siquiera debe pensar en ellas hasta convertirlas en parte de su régimen diario.

5. Recuerde con frecuencia sus principales objetivos

Haga anotaciones en un tablero, escuche alguna canción especial o idee cualquier sistema que sirva como recordatorio de lo que usted quiere lograr. El “porqué” detrás de la meta es crucial, ya que servirá como una motivación.

Dedique un tiempo del día para pensar en ese objetivo, unos minutos basta. Cuantos más detalles pueda poner, mejor. Involúcrese emocionalmente con esa meta poniendo música o cualquier cosa que le proporciona una carga emocional. La conexión emocional es muy importante, ya que esto le motivará a seguir avanzando hacia su meta.

 

 

Acerca del autor

Wilbert Hilario author

Deja un comentario